¡Oh Dador de la vida!
   Esta línea sirve como un llamado al Dios azteca.  La frase Dador de la vida  "[e]s la fórmula más común ...para referirse" a su Dios.  Los aztecas están dando gracias a su creador por la llegada de la guerra, que sostiene toda la vida azteca.
 
Por Christy Ham
fuente:  Garganigo, et al.  Huellas de las literaturas hispanoamericanos.  Prentice Hall: New Jersey, 2002.  p. 8.